miércoles, 10 de mayo de 2017

El gusto es tuyo

Joaquín Miranda era banderillero de Juan Belmonte. Después de la guerra ocupó el cargo de gobernador civil de Huelva. Un día le preguntaron cómo se podía pasar de una cosa a otra. "¿Cómo va a ser? Degenerando", respondió.
Y precisamente degenerando llegué en Youtube a un vídeo titulado 73 Preguntas. Se las hacían a una youtuber, parece ser que bastante célebre en su mundillo, que se definió en una de sus primeras respuestas.
- ¿Qué inventarías?
- Una máquina contra la injusticia.
Pura poesía de lo absurdo y pretendidamente concienciado socialmente. Ya existe, pensarán muchos, pistola se llama. Tan vacío era el discurso que me quedé pegado. Cada imbecilidad superaba a la anterior, y ya era muy imbécil cada una. Me estoy calentando. El caso es que una de las preguntas demandaba que la protagonista se definiera en tres palabras. Dijo leal y otras dos igual de originales. Entonces pensé en cómo me definiría yo. Y me rendí enseguida.
Me rendí porque es absurdo encorsetarse, que se lo digan a Vivien Leigh.
Pero le estuve dando vueltas. Un día haciendo limpieza encontré una agenda del curso 99/00. Echando un vistazo por curiosidad reparé en una frase demoledora: "¡Día memorable! He sacado un 7 en Matemáticas." Dice mucho de mí. De lo hostiable que es un niño de 10 años que dice "memorable", concretamente.
Y seguí pensando en cómo me definiría. Dicen que tus amigos te definen. Puede ser. Pero creo que te definen más tus gustos. No los más generales, es decir, el antimadridismo no te define porque es una cuestión de sentido común. Tus gustos te definen. Las películas, los articulistas, las canciones, los libros, los programas de tv (si en este apartado piensas en alguno de la pública te define pero mucho), los cómicos...
Pensé mucho, largo y tendido - la mayor parte del tiempo - sobre el asunto. Hoy he leído que Les Luthiers han sido premiados con el Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. Creo que los gustos te definen. Yo pondría que Les Luthiers me maravillan en mi DNI. Soy lo que Daniel Rabinovich ha hecho de mí. Dicho de otra forma, no te conozco pero si te gusta Les Luthiers me fío de ti. Te respeto. Te admiro. Joder, te quiero.